Páginas

quinta-feira, 1 de outubro de 2009

trinta e seis

A cigana adiviña leu a bóla de cristal: "En canto saia por esa porta, a súa vida será unha merda". El acreditou. Por iso xa pasaron vinte e oito anos desde aquela, durante os que o tipo casou coa cigana adiviña e non puxo un pé fóra da barraca da feira.

La gitana adivina leyó la bola de cristal: "En cuanto salga por esa puerta, su vida será una mierda". Él se lo creyó. Por eso, ya han pasado veintiocho años desde aquel momento, durante los cuales el tipo se casó con la gitana y no ha puesto un pie fuera de la caseta de feria.

Sem comentários: