Páginas

segunda-feira, 5 de outubro de 2009

corenta e catro

O psiquiatra aconselláralle: “Cando discuta coa súa dona, métase na pel dela”. E iso fixo. Na seguinte discusión, el meteuse na pel dela. Ela, en troques, meteuse na pel del para seguir discutindo.

El psiquiatra le había aconsejado: “Cuando discuta con su mujer, métase en su piel”. Hizo justamente eso. En la siguiente discusión, él se metió en la piel de ella. Ella, en cambio, se metió en la piel de él para seguir discutiendo.

Sem comentários: